jueves, septiembre 25, 2008

Arcana Mundi

Ave lectores. Reconozco que soy uno de esos roleros que echaban en falta que hubiera más juegos de rol históricos publicados en castellano (digamos que me guardo mi opinión sobre el Oráculo) por lo que, naturalmente, me alegré cuando NOSOLOROL anunció el juego que comentará hoy mi muy estimado Sr. Magus (que cualquier día dará un golpe de estado y se apropiará de este blog; ummm tendré que cortarle una mano por si las moscas...); creo que empiezo a desvariar de más... en fin, que aquí os dejo con nuestro bloggero más dicharachero a ver qué nos tiene que comentar de un libro más que esperado por estos lares.

ARCANA MUNDI: SECRETOS DE LA ROMA IMPERIAL

 Roma, orgullosa en su magnificencia, ha vuelto la espalda a sus dioses. Aquellos dioses que la amamantaron, la hicieron fuerte, y le dieron un Imperio como no hay otro igual en el mundo.

 Pero ahora las antiguas divinidades romanas lideradas por Júpiter guardan silencio. Un silencio turbador.

 La calma siempre precede a la tempestad. Y no hay tempestad más terrible que la desatada por la ira de los dioses…

 Desde sus inicios, la producción de juegos de rol de producción española ha recurrido a menudo al género histórico para su ambientación, y Nosolorol de la mano de Adrián T. Rodríguez nos ofrece un interesante proyecto, que salvo algunas escasas aportaciones, presenta un escenario de juego pocas veces recurrido: el Imperio Romano, y en concreto finales del siglo II d.C., durante el período de la crisis de los cinco emperadores, un período convulso e “interesante” como diría una antigua maldición china, aunque se puede trasladar a otras épocas del mundo antiguo. Pero más allá del aspecto histórico se ofrece un mundo de magia y épica. Los acontecimientos históricos reales son templados con la fantasía. Los poderes de la religión y la magia existen, aunque sean muy sutiles.

 El período propuesto de base muestra un Imperio estancado e inseguro, azotado por los enfrentamientos entre los pretendientes al trono imperial, y por el peso de mantener a los ejércitos que a duras penas retienen a los bárbaros en las fronteras. Al mismo tiempo los cultos de los dioses clásicos están en plena decadencia al mismo tiempo que se extienden religiones orientales como el cristianismo y el mitraísmo. En cierta manera el Imperio Romano ha alcanzado su madurez, y se perciben las primeras señales de su futura caída, pero ese momento todavía está lejos, por el momento.


EL JUEGO

 El juego de Arcana Mundi: Secretos de la Roma Imperial en principio está proyectado en tres partes, de las que de momento Nosolorol ha publicado la primera.

 I. El Libro de la Luz, que constituye a efectos prácticos el manual básico de reglas, creación de personajes y sistema de combate. También incluye un apéndice con personajes preparados para jugar y en esencia es el núcleo del juego en sí.

 II. El Libro de la Penumbra describirá a los Cultos Secretos, su descripción y organización. Este manual también mostrará las habilidades de los teúrgos, y será imprescindible para jugar con ellos.

 III. El Libro de la Oscuridad describe los secretos del mundo de Arcana Mundi, presentando los enemigos, antagonistas y cultos rivales, así como leyendas, información e ideas para aventuras.

 Existen tres tipos de personaje:

 Aventureros: Representan a los personajes básicos, independientes y diversos, con una gran versatilidad y sin deberse a nadie más que a ellos mismos, y constituyen la mayor parte de los personajes del juego.

 Teúrgos: Son los sacerdotes de los cultos paganos de Roma, que tras las sombras del Imperio protegen la civilización clásica. Mediante la voluntad de los dioses, los teúrgos pueden realizar efectos sobrenaturales y maravillas.

 Héroes: Son individuos llamados a grandes hazañas, personas excepcionales bendecidas por los dioses y sus paladines en el mundo. 

 Desde el principio de los tiempos han existido los Cultos Secretos dedicados a los dioses. Siete Cultos se unieron para formar el Pacto Secreto, formado por los cultos de los dioses Júpiter, Juno, Minerva, Marte, Venus, Ceres y Vulcano. El Pacto Secreto representa la esencia de Roma y el mundo clásico y lucha por mantener la esencia de la civilización frente a otros dioses rivales y a los Dioses Caídos. Existen además otros Cultos, dedicados a los dioses que no se unieron al Pacto Secreto, y que son conocidos como los Condenados, ya que se considera que por sí solos no podrán sobrevivir.


EL SISTEMA

 El sistema básico de Arcana Mundi es muy sencillo: Característica + Habilidad + tirada contra una dificultad en rangos de 5. Esta tirada básica se modifica en función de puntos de calidad, de fracaso y otros modificadores (doble capicúa o doble 1). El nivel de las características de personaje está marcado entre 1-10 y puede definirse o bien mediante un sistema de reparto inicial de 35 puntos o de forma aleatoria tirando 7 dados de 10, sumar los resultados, y repartir la cantidad resultante. Dependiendo del tipo de personaje (Aventurero, Teúrgo o Héroe) existen distintos modificadores. En el reparto también es necesario tener cuenta que a partir de nivel 7 el coste de la característica se incrementa.

 Las características básicas de Arcana Mundi son: Fuerza, Constitución, Destreza, Percepción, Inteligencia, Cultura y Carisma.

 A continuación los personajes eligen una profesión (Artista, Artesano, Burócrata, Delincuente, etc.), que constituirá su oficio principal, que determina determinadas habilidades, aunque son orientativas, con lo cual es posible realizar determinados cambios o incluso crear profesiones nuevas.

 Para determinar las Habilidades el personaje reparte un número de puntos en función de su edad, profesión y clase, pero de igual forma que las características, su coste se incrementa con el nivel adquirido. Existen cinco categorías de Habilidades (Combate, Generales, Intelectuales, Sociales y Teúrgicas)

 El personaje dispone de Dignidades, que representan su fuerza interior (Virtus, Gravitas y Fides) y Cualidades (Aprendizaje, Físicas, Teúrgicas, Personales, Mentales y Sociales), que determinan diversos aspectos adquiridos a lo largo de la vida del personaje, positivos y negativos. Por último, se añaden puntos de carácter y destino, y se determina el dinero inicial. Los Héroes disponen de un capítulo con Dones especiales.


EL LIBRO

 El Libro de la Luz, el primer manual básico de Arcana Mundi, es un libro de 112 páginas y tapa blanda, editado en blanco y negro con unas ilustraciones y maquetación más que correctas, que por otra parte son muy adecuadas para el escenario de juego. Su coste es de 16,99 €.

 Tras dos capítulos iniciales donde se describe la creación del personaje, El Libro de la Luz ofrece una amplia a la vez que somera descripción del Imperio Romano, con información histórica, burocrática, geográfica, social, religiosa, económica y diversa más que suficiente para desenvolverse en el mundo antiguo. A continuación se expone el capítulo de combate, con sus diversos elementos, un apartado dedicado a la experiencia y el incremento de características y finalmente 16 personajes pregenerados y un apéndice de nombres y apellidos. Todo el libro ha sido debidamente documentado y emplea diversos términos latinos que complementan su estilo.


VALORACIÓN

 En estos tiempos en que puede decirse que la moda del rol ha pasado de su auge, se aprecian iniciativas originales como ésta, tratando el mundo antiguo, un ámbito que como ya he mencionado, salvo excepciones como GURPS: Rome, Requiem: Rome, y otros casos aislados, apenas ha sido tratado en el mundo de los juegos de rol. En Arcana Mundi se percibe la influencia de juegos como Akelarre y Ars Magica, pero yendo más allá, con una nueva ambientación. Aunque no llega en el mejor momento de los juegos de rol se trata de un trabajo documentado, y que puede ser igualmente utilizado como ambientación histórica para otro tipo de juegos, como los ya citados.

 Quizás como defectos se eche en falta una extensa bibliografía (aunque por otro lado no resulta nada difícil de encontrar) y que el juego esté dividido en tres partes, que quizás habrían ganado más en un mismo manual (aunque sin duda habría repercutido en su precio). En cualquier caso, el resultado es una obra muy interesante y con un gran potencial para un Director de Juego (o Iniciador de Arcana Mundi) que esté interesando en utilizar los atractivos del mundo antiguo y el Imperio Romano en sus partidas.
 
 El blog del autor del juego es: http://arcana-mundi.blogspot.com
 Y como siempre, la decisión queda en vuestras manos.

3 comentarios:

Adrián T. Rodríguez dijo...

Ave Brownieman et Magus
Interesante reseña, siempre se agradece la opinión de otros roleros. Puedo comentar que efectivamente el Ars Magica es una de mis referencias –lo dirigí intensamente durante mucho años-. Pero el Aquelarre no es una de mis referencias. Jugué una partida al mismo hace una eternidad y me leí una de sus ediciones, aunque no exhaustivamente y apenas recuerdo gran cosa, ya que fue hace tiempo. Por lo tanto tampoco te puedo comentar que similitudes pueden tener los dos juegos.
La bibliografía se encuentra en el Libro de la Oscuridad, por lo que aún falta un poquito para verlo.

BrownieMan dijo...

Ave Adrián

Gracias por pasarte por aquí (y por las puntualizaciones, claro); no puedo hablar en nombre de Magus porque llega lustros sin dirijir pero en mi caso espero poder probarlo en breve y poner por aquí qué tal fue la experiencia (bueno, si encuentro un hueco o unas jornadas de rol a mano).

Reconozco que tengo curiosidad por la bibliografía y por si incluirás las novelas de Marco Didio Falco (algo discutibles históricamente en algunos puntos pero muy divertidas; pobre hombre, lo que tiene que aguantar con su familia).

Adrián T. Rodríguez dijo...

Ave
No te preocupes que el sufrido de Marco Didio Falco sale en la bibliografía. Aunque las novelas tienen ciertas “licencias” son divertidas de leer y dentro de lo que cabe dan vida en esencia al mundo romano. Por eso las recomiendo.

Otra saga que recomiendo es la de Quinto Licinio Cato, siendo esta más bélica. Y por supuesto, aunque esta otra saga de muy diferente cariz, la del primer hombre de Roma, de Colleen McCullough.

Y a ver si hay suerte y diriges dentro de poco.