lunes, agosto 09, 2010

La edad de oro del rol

Saludos a todos. Hoy, en uno de esos arrebatos que a veces me dan, me voy a salir por peteneras; ni un artículo de Magus ni fotos ni noticias. Sólo mi opinión. ¿Aún seguís leyendo? Interesante... pues nada, ahí vamos (no hace falta ponerse cómodo que tampoco voy a tardar mucho).

Estaba el otro día departiendo con Trukulo delante de una caña cuando, no me acuerdo cómo, salió el tema de la edad de oro del rol en España; ya sabéis, las ediciones de Joc, las grandes jornadas, los sistemas clásicos... principios de los noventa, vamos. La verdad es que rememorar esta época me crea una cierta nostalgia, como a tantos otros, y no es para menos: en una época sin internet a gran escala, donde conseguir un manual básico era toda una aventura (bueno, dependiendo de donde vivieras, claro) incluso mayor que encontrar jugadores, en la que devoraba más que leía cada número de la Líder y en la que el rol era algo así como la gripe, tú la pillabas e inmediatamente se lo contagiabas a los que cogías con las defensas bajas. Sé que suena rocambolesco pero si eras rolero en una ciudad o pueblo pequeños te sentías casi como un explorador en la frontera.

Me estoy desviando de mala manera... a lo que iba es que después de meditar un poco sobre esta época, lugar común de muchos, creo que no fue realmente la edad de oro. Es decir, no niego que fue una época fantástica, creativa y en lo personal, algo que atesoro con cariño; aún así, me parece desmesurado llamarla edad dorada. Quizás época clásica le quedaría mejor, la verdad.

Entonces ¿cuál es la edad de oro del rol? yo digo que ahora. Sí, en serio, no hace falta poner cada de incrédulo; como ya dije, los noventa estuvieron la mar de bien pero a nivel potencial y real, ahora estamos viviendo una época de lo más excitante aunque parezca que haya gente que no lo quiera ver. Morriña mal entendida, diría yo.

La tecnología ha abonado un terreno del que han surgido cosas maravillosas: editoriales alternativas (o kiwis, según a quien preguntes), foros, blogs, páginas web, jornadas, clubs, talleres de escritura (sí, en plural porque dudo que el de Pedro J. sea el último que veamos, tanto de rol como de su parte ¿no?;), etc. No sé qué le ha dado a todo el mundo pero parece que algo está cambiando; el fandom se mueve, hace cosas, crea, comparte, colabora... hasta entra sangre nueva y no sólo la descendencia de la vieja guardia; es más, en las últimas jornadas a las que fui, las Barnalúdica, me sentí hasta viejo y todo con tanta muchachada alrededor.

En fin, que lo único que quería decir hoy con tanta parrafada es que siento que estamos viviendo un momento en la historia del rol en España francamente excitante, de los que hacen historia; de esos en los que luego hinchas pecho y dices todo orgulloso "sí, yo formé parte de eso". Sería una lástima no aprovecharlo ¿no?

Sed felices

B.

8 comentarios:

Fatelux dijo...

Amén, hermano¡¡¡ Coincido contigo que le tengo especial cariño a la década de los 90, cuando el rol y todo lo que ahcíamos relacionado con nuestro hobby era mágico. época clásica sí, totalmente. época dorada, de un tiempo a esta parte, talvez desde hace 4 años a esta parte, con sequía rolera por medio, pero llena de muchas cosas. blogs, jornadas, editoriales de aficionados, un gran monstruo que se gesta como es Edge.
Ahora mismo participo en jornadas roleras de exhibición en una librería de mi ciudad. Algo impensable hace años, y he conocido a un buen puñado de nuevos y viejos roleros, como cuando estuve en el club de rol, allá por los 90´s.
Yo definiría como época dorada del rol la que estamos viviendo ahora, y es que con 36 añazos cumplidos y 21 años jugando a rol, pues ves que todo aquello que soñabas o imaginabas se está haciendo realidad.

snif snif, que nostalgia.
Un abrazote Brownie man, y no te sientas viejo, sientete veterano de mil y una batallas.

zonk/PJ dijo...

Completamente de acuerdo, o como bien ha resumido Fatelux, Amén! ;)

Miguel Angel dijo...

¡Yo estuve allí!

Y como hice en su momento, discrepo.

Es cierto que ahora tenemos maravillas a nuestro alcance pero... Ahora los juegos de rol están solo en librerías especializadas.

Antes estaban en cualquier librería (Hasta en una de juguetes de playa encontré yo uno). Y los kioskos tenían la mítica Dragón de Zinco.

Antes era más accesible para los niños curiosos y los padres las compraban porque estaban ahí.

Y qué decir de la caja roja de Borrás, un superventas en jugueterías, o ese Heroquest que te metía el gusanillo de muy jovenzuelo.

En definitiva, que son épocas distintas, hoy es más fácil encontrar rol... pero para el que lo está buscando.

BrownieMan dijo...

Fatelux & Zonk: gracias por pasaros y amén pues ;)

Trukulo: XD entiendo tu discrepancia aunque seguimos viendo el vaso desde diferente perspectiva.

Cierto es que antes del 94 te encontrabas juegos de rol en lugares insospechados y comunes (como bien dices, incluso en jugueterías) pero no creo que sirviera para atraer más público al vicio rolero, es más, considero que hoy en día la distribución y posicionamiento del producto rolero es más claro y accesible para su target entre otras cosas gracias a la venta directa a través de internet.

En cualquier caso, más que en el producto en sí, yo me refería al fandom rolero (cuando salga llegue a casa y me pueda conectar con más calma ya me explararé al respecto ;)

BrownieMan dijo...

Vale, ya estoy más cómodo así que sigamos:

Totalmente de acuerdo en que se ha limitado la compra por impulso pero, teniendo en cuenta que mal que nos pese el rol sigue teniendo mala fama entre los profanos, yo creo que es incluso acertado que se venda en tiendas especializadas donde el encargado sí que le puede explicar y hasta enseñar a ese padre que no tiene ni idea o a ese chaval curioso, qué es realmente eso de los juegos de rol.

En resumen, que te estás haciendo viejo! eso de empezar ya con lo de "tiempos pasados fueron mejores", ains... XD

En fin, que si quieres se puede volver a departir sobre el asunto delante de una birra (pero esta vez que no sea una maldita pecera XD)

Miguel Angel dijo...

Pero hombre, que estás hablando, mira vamos a comparar las épocas directamente.

Cuando yo empezaba habia libros de rol en casi todos lados, y gente que jugaba... ummm. No, no había.

O al menos, yo no conocía.

Ahora, juego a rol practicamente cuando quiero, y tengo más gente con la que jugar, y juegos a los que hacerlo, que tiempo para ello.

Umm, lo cierto es que ahroa jugar a rol, es fácil, aunque me falte tiempo para hacerlo. Antes, era una odisea, pero había tiempo de sobra para hacerlo.

Pero antes yo vivia en un pueblo perdido, y ahora en Barcelona, la meca del rol en España.

¿Es la época o es el sitio? Yo creo que es el sitio. Porque mi primo de 18 años que sigue viviendo en mi pueblo... lo tiene igual de difícil ahora que cuando yo tenía su edad. No tiene gente para jugar.

BrownieMan dijo...

Tienes más razón que un santo; si no es una ciudad grande, te tienes que buscar los garbanzos en otra parte o comerte los mocos

pero

si algo tiene de bueno internet es que acerca ideas, material (el poder comprar directamente un producto físico o en formato digital a su editor esté donde esté en el mundo, es algo que me parecería acojonante si me lo cuentan hace veinte años) y personas (poder informarme de todos los eventos relacionados con el rol que se organicen en cualquier parte de España, jugar partidas de rol online, quedar para jugar con gente que no sea de mi entorno directo)

En fin, que de acuerdo en que no es lo mismo pero que sigo creyendo que lo bueno está por llegar.

Qué puedo decir, soy un optimista mal informado XD

Anónimo dijo...

Desde mi punto de vista la década de 1990 tiene el encanto de los "pioneros", es decir, asistir al nacimiento de la criatura, ayudarla a crecer, desarrollarse, descubrir...

Ahora hemos llegado a un punto de sofisticación en el que hay juegos de rol sobre las temáticas más insospechadas, existen medios para difundirlos, maquetarlos y publicarlos, foros de debate y opinión... y ahora la criatura ha cumplido más de veinte años y hay que reconocer que en parte ha perdido el encanto de lo inesperado y novedoso que tenía al principio...o quizás nos hemos hecho más viejunos.

Pero en conjunto, aunque el tipo de mercado ha cambiado mucho, yo creo que la situación de los juegos de rol ha mejorado, tanto en nivel de aceptación como en oferta de posibilidades. Otra cosa es que pase desapercibido entre las nuevas posibilidades de ocio como los juegos on line y otros productos similares.

-Magus