Ir al contenido principal

La edad de oro del rol

Saludos a todos. Hoy, en uno de esos arrebatos que a veces me dan, me voy a salir por peteneras; ni un artículo de Magus ni fotos ni noticias. Sólo mi opinión. ¿Aún seguís leyendo? Interesante... pues nada, ahí vamos (no hace falta ponerse cómodo que tampoco voy a tardar mucho).

Estaba el otro día departiendo con Trukulo delante de una caña cuando, no me acuerdo cómo, salió el tema de la edad de oro del rol en España; ya sabéis, las ediciones de Joc, las grandes jornadas, los sistemas clásicos... principios de los noventa, vamos. La verdad es que rememorar esta época me crea una cierta nostalgia, como a tantos otros, y no es para menos: en una época sin internet a gran escala, donde conseguir un manual básico era toda una aventura (bueno, dependiendo de donde vivieras, claro) incluso mayor que encontrar jugadores, en la que devoraba más que leía cada número de la Líder y en la que el rol era algo así como la gripe, tú la pillabas e inmediatamente se lo contagiabas a los que cogías con las defensas bajas. Sé que suena rocambolesco pero si eras rolero en una ciudad o pueblo pequeños te sentías casi como un explorador en la frontera.

Me estoy desviando de mala manera... a lo que iba es que después de meditar un poco sobre esta época, lugar común de muchos, creo que no fue realmente la edad de oro. Es decir, no niego que fue una época fantástica, creativa y en lo personal, algo que atesoro con cariño; aún así, me parece desmesurado llamarla edad dorada. Quizás época clásica le quedaría mejor, la verdad.

Entonces ¿cuál es la edad de oro del rol? yo digo que ahora. Sí, en serio, no hace falta poner cada de incrédulo; como ya dije, los noventa estuvieron la mar de bien pero a nivel potencial y real, ahora estamos viviendo una época de lo más excitante aunque parezca que haya gente que no lo quiera ver. Morriña mal entendida, diría yo.

La tecnología ha abonado un terreno del que han surgido cosas maravillosas: editoriales alternativas (o kiwis, según a quien preguntes), foros, blogs, páginas web, jornadas, clubs, talleres de escritura (sí, en plural porque dudo que el de Pedro J. sea el último que veamos, tanto de rol como de su parte ¿no?;), etc. No sé qué le ha dado a todo el mundo pero parece que algo está cambiando; el fandom se mueve, hace cosas, crea, comparte, colabora... hasta entra sangre nueva y no sólo la descendencia de la vieja guardia; es más, en las últimas jornadas a las que fui, las Barnalúdica, me sentí hasta viejo y todo con tanta muchachada alrededor.

En fin, que lo único que quería decir hoy con tanta parrafada es que siento que estamos viviendo un momento en la historia del rol en España francamente excitante, de los que hacen historia; de esos en los que luego hinchas pecho y dices todo orgulloso "sí, yo formé parte de eso". Sería una lástima no aprovecharlo ¿no?

Sed felices

B.
8 comentarios

Entradas populares de este blog

Redención, el JdR

Saludos, pacientes lectores; ¿es mi imaginación o cada vez me parezco más (metafóricamente) al conejo de Alicia en el país de las maravillas? ya sabéis, por eso de llegar tarde y no por... ahora que lo releeo, la frase anterior suena fatal... en fin, el caso es que, una vez más, este pobre villano vuelve a actualizar cuando puede (que el tiempo es escaso por estos lares) pero vayamos al grano que es lo que realmente os interesa. Lo que tenemos hoy para vosotros es un comentario del juego de rol Redención, que supongo que el que más y el que menos lo conocerá aunque no lo haya leído; seguro que para este grupo de gente será interesante lo que nuestro estimado Tiglat (saluda majo) tenga que decirnos. Aviso (para que luego no me tachen de traidor): este artículo tiene spoilers muy gordos sobre la ambientación así que avisados estáis (bueno, la verdad es que el autor también avisa cuando toca pero, como dice el refrán, mejor cenar dos veces que dar explicaciones).

Y ahora sí, sin más rollo…

Segunda estrella a la derecha, todo recto hacia el mañana

Saludos a todos

Retomando lo comentado ayer, en efecto, el que suscribe es bastante fan de la ciencia ficción en general y con bastante cariño por Star Trek en particular; tanto es así que hace unos años, creo que en las primeras Barnalúdicas, le comenté a Trukulo mis más y mis menos con las diferentes encarnaciones roleras del universo de Gene Roddenberry y su respuesta fue algo así como "pero si es muy fácil, háztelo tú mismo. Pillas el Rápido y Fácil, diez minutos hackeándolo y ya tienes tu juego". Aunque su propuesta me gustó y estuvimos un rato trabajando en ello, con el paso de los días y las notas que iba recolectando, aquello lo iba retorciendo más y más en busca de mi idea de la ambientación, tanto fue así que cuando nos volvimos a juntar y le comenté todo lo que había hecho... digamos que frunció un poco el ceño al tiempo de un "iyo, esto ya no es RyF y visto lo que quieres hacer ¿no te sería más fácil crear uno de cero?". Razón no le faltaba así que a el…

Las momias y los juegos de rol (parte 1 de 2)

All the old paintings on the tombsThey do the sand dance don't you know If they move too quick (oh whey oh) They're falling down like a domino.
“Walk like an egyptian” The Bangles

-¡Ya te vale, papá! ¡Has resucitado a otra momia y aquí pone que controla el poder de los cinco elementos!
La Momia III: La tumba del emperador dragón


MOMIAS Y JUEGOS DE ROL

(por Magus)
Me encontraba tranquilamente dedicado a la tarea de cortar unas hojas de nabicol para hacerme un nutritivo y suculento caldo de verduras para combatir el frío y el mal tiempo, cuando de repente me hice un corte en un dedo. Acudí a mi botiquín (un bisturí, una sierra de cortar huesos y un poco de cloroformo nunca pueden faltar en una casa) y me di cuenta de que me había quedado sin tiritas. De repente me fijé en el rollo de esparadrapo y tuve una repentina inspiración: ¿Por qué no hacer un artículo sobre momias y juegos de rol para Baúl Bizarr…