viernes, febrero 06, 2009

Outfan

Como se suele decir, una de cal y una de arena (sí, va por un fiel lector y amigo que tiene sus dudas sobre la puntualidad del blog; sinceramente, yo también comparto su criterio); pero bueno, vayamos al asunto. Lo que aquí os traemos hoy es el primero de una serie de artículos sobre los juegos basados en el universo narizón del ínclito Cels Piñol. Aunque seguramente lo lógico sería empezar en orden cronológico (fanhunter, fampiro y outfan), nuestro también ínclito Diosdelrockandrol ha decidido empezar en orden inverso; seguramente se deba a que, como la idea es suya, pues se comporta de la misma forma que la propiedad del gato (supongo que ya sabéis el chiste ese de "el gato es mío..."; vale, era un chiste fácil pero ando en horas bajas y sin café, para más inri)

En fin, que mejor me dejo de rollos y veamos qué nos tiene que contar nuestro artículista, ídolo de masas y reverenciado por el equipo femenino de halterofília de una central nuclear del sureste de Polonia.

OUTFAN, el futuro es tal como lo imaginábamos…

Lo admito, adoro las parodias, especialmente las hechas desde el cariño y el buen humor, colecciono con empeño los comics de Dork Tower o de Los Caballeros de la Mesa del Comedor, sigo The Order of the Stick y PvP; saltando al terreno patrio, devoro los comics de Cels Piñol, Fan con Nata, Fan Letal y todo el universo Fanhunter. Pero ¿a qué viene esto?, pues a que siguiendo con el tema de los juegos “raros” me pareció de recibo dedicar alguna entrada del blog a los juegos FAN, es decir, al mítico Fanhunter, al Fanpiro y al que vamos a tratar en este post, el que en mi opinión ha sido más dejado de lado, de forma injusta, por la afición, el “OUTFAN a space-operetta game” (vale, el nombre no le hace ningún favor). Y digo injustificadamente, por que este manual es un pequeño gran juego de rol, pequeño por sus 96 páginas tamaño comic book, y grande porque en tan exiguo espacio aparece todo lo necesario para jugar en el universo paródico-épico-decadente-espacial del mundo Fanhunter (aunque en el manual no lo dicen específicamente nunca, muchos de los elementos del juego aparecen en los comics y la Tierra, la base lunar de Neo-Tijuana también es parte del mundo de juego, etc. así que a buen entendedor…). Bueno, teniendo esto en cuenta, ¿de qué “*#%$*$€@” va el juego?, pues nadie mejor que los propios autores para describirlo:

“…empezó con la intención de unir en un único concepto todo lo que nos gusto de la Ciencia Ficción: terraformación, tropas, política, relaciones comerciales interplanetarias, conflictos, héroes, villanos, supermercados espaciales, planetas prisión, Asimov, Wells, Heinlein, Mélières, Lucas, Burroughs, Orwell, Van Vogt, Clarke, Bradbury, Corben, , Roddenberry, Straczynski, Jodorowsky, Sturgeon, Lem, Vance, Borges, Simak, Herbert, LeGuin, Silverberg, Cameron, Scott Card, Gilliam… Dick, pasados por el filtro paródico-homenaje, fan y multirreferencial que caracteriza a los narizones de Cels…”

¡Y de un modo u otro, está todo! (¿os había dicho que el juego tiene 96 páginas?), este es su mérito, capaz de arrancar una media sonrisa a cualquier fan de la CI-FI, gracias a un universo amalgama que lo tiene todo, más o menos, bien ordenado y comprensible, al menos jugable. Pero con un aspecto muy interesante más, que le hace llevar la parodia a un nivel superior, como en todo buen relato de CI-FI, la moraleja llega después, pues no sólo habla del mundo futuro, sino también del nuestro, o lo que es lo mismo la cosa también va de :

“…introducir a nuestros lectores y jugadores en el mundillo de la Ciencia-Ficción en clave de humor… y, sobre todo, reflejar en el Universo OUTFAN algunas de las temáticas más incongruentes de nuestro mundo, de la Tierra, intentando que la gente reflexione sobre ellas: ecología, emigración, intolerancia, totalitarismo…”

Vamos, que más CI-FI la idea no puede ser, eso sí, pasada por el rasero del “especial humor” de Ñolo. Bueno, una vez introducido el juego, pasemos a destriparlo como es debido. Lo primero que destaca del manual es su presentación, excelente, cartoné a todo color e ilustrado por el propio Cels Piñol para que tenga el adecuado toque FH, bien ordenado y claro, con los ejemplos necesarios para comprender las reglas o hacer un personaje, se destaca la presencia de tablas resumen para facilitar el curro del master (o Vigilante del Juego, VJ). Se compone de seis capítulos, comenzando cada uno con una tira de Ñolo y un pequeño relato introductorio que imita el estilo de los clásicos de la CI-FI, como sigue:

Capítulo I: Introducción, lo que se necesita saber para esto de jugar al rol, buenísima la respuesta a ¿qué es un JDR?, se responde según los jugadores, los padres, la mayoría de los psicólogos, los psicólogos televisivos, un director teatral, la delegación del gobierno, el “dibujante con menos talento y más suerte de este país”, y por supuesto, según los autores…

Capítulo II: Creación del Agente Jugador. O AJ; pues eso, la creación del personaje jugador, todos miembros de la G.A.G (Gran Asamblea Galáctica), como la O.N.U. pero en clave espacial y con equipos de asalto. Se elige concepto, nombre, raza (entre las nueve disponibles, Alphan, Berim, Fankonnen, Fanordos, Fantauriana, Iti, Sepiano, Tasken y Wikoo, un caramelito para quien adivine a qué raza parodia cada una…), profesión (entre las genéricas y las específicas de cada raza), características (hay máximos raciales y debilidades, puedes ser débil o ñordo), habilidades (las típicas de una ambientación espacial), equipo (te dan pasta o plásticos para comprar lo que quieras) y los “toques finales” (vamos, puntos de vida, Resistencia+1D6, no se mataron nada, la probabilidad de acierto para cada arma, esencial, y los detalles físicos, altura, peso, ¿peludo?…).

Capítulo III: Reglas del Juego. Simples, simples, porcentual puro y duro, características 1-50 (más bonus/malus raciales)+habilidades 1-50 (más bonus/malus varios) y ya está. Cualquiera que haya jugado a La Llamada de Cthulhu, RuneQuest o Aquelarre sabe de qué va esto. Si sacas menos de tu porcentaje, aciertas, el 10% del porcentaje es crítico y por encima de 95 es pifia. Las únicas sofisticaciones del sistema son la presencia de ventajas , las reglas de “epicismo” para hacer machadas y la regla de mejora para ver lo bien que lo has hecho. Poco más, reglas de combate (daño y armaduras a base de tipos de dado), navegación y pilotaje espacial (este juego va de naves) y puntos de experiencia (con ellos se compra todo, características, habilidades y ventajas). El reglamento es tan sencillo que no es más que una excusa para ordenar el juego, sin complicaciones innecesarias que despisten de lo esencial, agilidad en la resolución y ambiente humorístico y distendido (intenta mantener una broma o una referencia mientras calculas cinco modificadores).

Capítulo IV. Equipo. Armas, armaduras, naves y otros, genérico o de cada raza, todo con su descripción y correspondiente dibujito, quizás se echa un poco de menos más variedad en las naves, pero se perdona por la brevedad del manual, prometen describir en futuros suplementos las naves espaciales específicas de cada raza. Poco, pero funcional.

Capítulo V. El universo. Breve descripción de todo…, de la G.A.G., de sus partidos políticos (Unidad Galáctica, Comité Unionista-Capitalista, Frente Patriótico Galáctico, Junta Cósmica Proletaria, Grupo Neutro Insulso) y megacorporaciones económicas (Yuland-Weytani, El Gremio, Space Truckers, Ix-Cosoft y Xenoland), de la Agencia Galáctica a la que pertenecen los AJs y de la historia del universo, para que se entienda, más o menos, lo que pasa… más, la descripción de los principales planetas y personajes famosos del universo, todo en 20 páginas. Ya he dicho que era breve…

Capítulo VI. Aventura introductoria. 7338 Rescate en Engus. Más “fichas personales” de los autores, glosario y consideraciones finales por parte de Cels Piñol, total 96 páginas. En este caso la brevedad, es virtud.

Lo dicho un pequeño gran juego con un único suplemento en el que se nos amplia el universo OUTFAN, el “Agent I-book”, o libro del agente. Una pena que Forum, la sección de comics de Planeta&DeAgostini no sacase más.

Dinámico y divertido, es un digno miembro de los juegos FAN, con las virtudes de todos ellos, la simpleza y el desenfado de cualquier película de serie B; yo leyéndome el manual ya estaba imaginándome las aventuras de un grupo de AJs basado en los personajes de la película “Los siete magníficos del espacio”. Por supuesto, también tiene sus defectos, seguir la broma y las referencias que pide una buena partida de OUTFAN no es sencillo, sólo aquellos que las conozcan sabrán por qué el chiste tiene gracia, y fuera de este ámbito humorístico el juego no funciona, para jugar CI-FI son mejores otros juegos, llamémosles más serios. Mantener el tono adecuado y no caer en la tontería no es fácil, la línea entre la parodia respetuosa y la burla es muy fina, quizás por eso GalaxyQuest es tan buena, hace lo uno sin caer en lo otro, y este es el camino de OUTFAN. Por lo demás, tampoco parece que sea un juego para muchas partidas, al igual que Fanhunter, funciona mejor en la partida esporádica, que en la campaña larga, donde su humor gana al aburrimiento en una tarde mala.

Y si el tono os ha parecido poco divertido, dado el material que hemos intentado presentar, pues ¿qué queréis que os diga?, para mí el humor siempre ha sido algo muy serio…

Larga vida y prosperidad. Diosdelrockandrol.

3 comentarios:

Freakcampeador dijo...

Sinceramente no esperaba que te gustara, sorpresas que se lleba uno :)

A mi me parece otro saca cuartos sin gracia de la epoca decadente de Cels Piñol, donde quitaba lo mismo una y otra vez para sacar pasta.....

Es mi opinion.

Eso si pense que usaba el sistema de Fanpiro, con lo cual que use otro sistema, hace que mi opinion sea peor todavia XD....

Anónimo dijo...

Pues la verdad, para mi también fue una sorpresa, sobre todo por los puntos positivos que le encontré. Una edición muy buena, buen papel, ilustrada por Cels Piñol (que buenos, buenos, lo que se dice buenos, los dibujos no son, pero si en su línea, es decir, muy simpáticos y además a todo color), tapa dura y un precio muy ajustado para a época (12€), lo demás, pues lo esperable, si te gustan las coñas y el universo de Ñolo, pues es muy divertido y fácil de leer, si no te gustan, pues es lo de siempre trasladado al espacio. En lo que no me voy a meter es la sobreexplotación de los narizones de Ñolo, todos sabemos que durante un tiempo estaban hasta en la sopa, algo que llegó a casarme a mi y supongo, también a muchos más. Y el sistema, pues no es el de FH, la razón de ello la desconozco, pero supongo que tiene que ver con el hecho de que los autores de FH, OUTFAN y Fanpiro no son los mismos, por ejemplo, en el OUTFAN, Cels sólo aparece como "concept, developer, textos, ilustraciones", mientras que el desarrollo y creación está en manos de otros autores. Además los tres juegos fueron publicados por tres editoriales distintas, con lo que seguramente habría problemas de derechos si usasen el mismo sistema. Diosdelrockandrol.

kuching dijo...

Pues es lo que dices me parece una apuesta más que divertida para unas jornadas o algo sin mucha continuidad.

Reir seguro que nos reíamos. De lo de las razas... Buf no soy capaz ni de convencerme a empezar a pensarlo.