martes, mayo 03, 2011

L’EXTRAORDINARIE UCHRONIE

Por Magus

¿Qué pasaría si el mundo siguiera por el camino de los engranajes y el vapor? ¿Si el cobre, el cuero y el acero siguiesen reinando sobre el plástico y el silicio?

El 7 de mayo de 2011 cambiaremos el rumbo de la historia. La ciudad de Santiago de Compostela va a celebrar una ucronía. Un evento steampunk neovictoriano retrofuturista a toda máquina.


Con motivo de la celebración de L’Extraordinarie Uchronie (La Ucronía Extraordinaria) en Santiago de Compostela, que reunirá a aficionados de la moda steampunk, no está de más realizar un pequeño repaso de su significado e historia.

En principio el término “steampunk” (vapor-punk) procede de un subgénero de ciencia ficción, historia alternativa y ficción especulativa surgido en 1980, al parecer acuñado en 1987 por el escritor de ciencia ficción K. W. Jeter que trataba de encontrar un término general para sus propias obras y las de otros autores como Tim Powers o James Blaylock, que estaban ambientadas en escenarios victorianos e imitaban convencionalismos del siglo XIX.

Específicamente se refiere a un mundo o época ficticios en el que se utiliza la energía del vapor y la tecnología del siglo XIX junto con elementos de ciencia ficción y fantasía. A menudo aparecen tecnología o innovaciones anacrónicas adaptados a la perspectiva del siglo XIX. Escritores visionarios como H. G. Wells o Julio Verne suelen ser los principales ejemplos de inspiración.

Pero el género steampunk no se ha limitado al terreno de la ficción escrita, abriéndose paso en el cine y también creando su propio estilo de moda entre sus seguidores, y diversos objetos modernos han sido diseñados con un estilo mecánico steampunk.

Aunque se trata de un fenómeno relativamente reciente, los orígenes del género steampunk se encuentran inspirados por autores del siglo XIX, como Julio Verne, H. G. Wells, Mark Twain y Mary Shelley, que en sus obras describieron invenciones y fenómenos fantásticos explorando el potencial

de la ciencia de su época. Obras posteriores como la saga de “Titus Groan” (1959) de Mervyn Peake anticiparon muchos de los elementos del Steampunk. Por lo que se refiere a las adaptaciones a la televisión, la serie “Wild Wild West” (1965-1969) inspiración de la película del mismo título (1999) y la película “Brazil” (1985) son las principales influencias cinematográficas.

Al haber creado el término “steampunk” K. W. Jeter con su novela “Morlock Night” (1979) a menudo es considerado el creador del género, pero existen contribuciones anteriores como “Worlds of Imperium” (1962) de Keith Laumer, “Queen Victoria’s Bomb” (1967) de Ronald W. Clark, “Warlord of the Air” (1971) de Michael Moorcock, y “A Transatlantic Tunnel, Hurrah!” (1973) de Harry Harrison.

El primer juego de rol de género steampunk fue publicado en 1988. Se trata de Space: 1889, ambientado en una historia alternativa en la que varias teorías científicas desacreditadas de la época victoriana han resultado verídicas y han permitido la creación de nuevas tecnologías.

A pesar de estos precedentes, el steampunk permaneció en un discreto plano hasta la publicación en 1990 de la novela “The Difference Engine”, de William Gibson y Bruce Sterling, que contribuyó enormemente a la divulgación del género. Realmente esta novela aplica los principios del estilo futurista cyberpunk a una época victoriana alternativa donde Ada Lovelace y Charles Babagge han creado un ordenador de vapor, que Charles ha bautizado como “Máquina Diferencial” y que provoca el surgimiento de una era de la información un siglo antes de lo previsto.

Paul Di Filippo en 1995 publicó su “Trilogía Steampunk” (“Victoria”, “Hottentots” y “Walt and Emily”) en la que la reina Victoria de Inglaterra ha sido sustituida por un clon humano, Massachussets es invadido por monstruos lovecraftianos y surge una relación amorosa entre Walt Whitman y Emily Dickinson.

En la década de 1990 Fox Network emitió la serie de televisión “The Adventures of Brisco County, Jr”, ambientada en la década de 1890 utilizaba elementos steampunk mediante los inventos del profesor Wickwire.

En el ámbito del cómic en 1999 Alan Moore y Kevin O’Neills publicaron la serie “La liga de los Caballeros Extraordinarios” (adaptada al cine en el año 2003) que también contribuyó a la popularización del género steampunk. Los personajes de la serie son personajes famosos de la literatura del siglo XIX.

Aunque la mayoría de las primeras obras steampunk tenían un trasfondo “histórico”, ambientado en una visión alternativa de nuestro mundo, otras obras posteriores crean nuevos mundos con poca relación con una época histórica específica, con reinos fantásticos completamente imaginarios, a menudo habitados por criaturas legendarias que coexisten con la tecnología anacrónica de la “Era del Vapor”.


ARTE Y MODA STEAMPUNK

Como ocurre con otros estilos y fenómenos literarios, el steampunk ha terminado convirtiéndose en un elemento inspirador de arte y moda, sobre todo en la década del 2000. Artistas como Tim Wetherell, Paul St. George y Sean Orlando y grupos como Kinetic Steam Works han utilizado materiales como cobre y bronce pulido, hierro, madera y cuero para diseñar esculturas y obras de relojería, para esculturas temporales y exposiciones permanentes. Desde octubre de 2009 hasta febrero de 2010 el Museo de Historia de la Ciencia en Oxford presentó una gran exposición de obras de arte Steampunk, desde objetos cotidianos rediseñados a invenciones teóricas fantásticas ideadas por 18 artistas steampunk de todo el mundo. La exhibición fue visitada por más de 80.000 personas.

A un nivel más popular, el steampunk se ha convertido en un movimiento cultural y de moda, estrechamente asociado al neovictorianismo, utilizando elementos de la vestimenta y el arte del reinado de Victoria I de Inglaterra con principios y tecnologías más modernos. Incluso en ocasiones se habla de una “filosofía steampunk” que mezcla un sentimiento de honor y caballerosidad con un fuerte optimismo y confianza en el potencial humano.

Aunque se pueden establecer una serie de guías generales, lo cierto es que la moda steampunk realmente no sigue una pauta fija, sino que sintetiza y remodela estilos de la época victoriana utilizando prendas como corsés, gabanes, chisteras y atuendos aristocráticos con una mezcla de dispositivos y accesorios mecánicos, bien reales o inspirados por la literatura de la época, como piezas de relojería, parasoles, gafas de cobre y pistolas de rayos. La moda steampunk también utiliza objetos más modernos como teléfonos móviles o reproductores de música, pero modificados para darles una apariencia “victoriana”.

Por lo que se refiere a la música steampunk, el estilo no está del todo definido, aunque a menudo se toma como referencia a autores y grupos como Abney Park, David Bruce, Thomas Truax, Sunday Driver, Doctor Steel, Vernian Process, The Unextraordinary Gentlemen o Wet-Glass Ross.

La primera convención Steampunk Neovictoriana se celebró en el año 2006 en SalonCon, con la asistencias de varios de los músicos mencionados, escritores, exposiciones, obras de arte, salones de baile y un desfile de Crononautas. La convención se celebró durante tres años consecutivos.

Como parte de esta tendencia Steampunk el 7 de mayo de 2011 se celebrará en Santiago de Compostela una convención steampunk neovictoriana y en el que seguidores y aficionados del estilo steampunk se reunirán para realizar un desfile de Crononautas y diversas actividades, feria de maravillas y música. Resulta un buen momento para desempolvar gabanes, preparar gafas de éter, ajustar los rayos de la muerte y disfrutar de la que sin duda será una jornada memorable.


Como siempre, la decisión queda en vuestras manos.