Ir al contenido principal

Sherlock


Saludos a todos. Aunque no lo dijera por aquí, uno de mis buenos propósitos para el año nuevo era convencer a alguna otra pobre alma para que se uniera a la legión de condenados, perdón, colaboradores de este blog; el caso es que tras mucho insistir (y llorar y patalear y dejar de respirar...) por fin conseguí un "sí", así que quisiera darle la bienvenida a nuestra última colaboradora, Miss Rakel Archer. Como no podría ser de otra manera Rakel ha decidido estrenarse como colaboradora con un tema que, si mal no recuerdo, no hemos tocado hasta la fecha: las series de televisión.

En fin, que mejor me dejo de cháchara y vemos qué nos tiene que contar nuestra nueva articulista sobre una de las mejores series de la BBC de los últimos años (con permiso del Doctor, claro).


Sherlock (BBC - 2010)


¿Qué ocurriría si Sir Arthur Conan Doyle hubiera nacido en la segunda mitad del siglo XX?

¿Qué pasaría si su querido y odiado a partes iguales Sherlock Holmes viviera en los inicios del siglo XXI?

La BBC de Gales nos sorprende, una vez más, con la actualización de uno de los personajes -por no decir el personaje- más carismático, popular y versionado de la literatura policíaca. La serie ha sido tratada con mimo y cuidada con esmero. La primera temporada consta de tres episodios de noventa minutos. Tres largometrajes en los que se realiza una adaptación libre y revisada de las novelas Estudio en Escarlata y La Señal de los Cuatro, además de los relatos cortos Los Bailarines, Los Planos del Bruce-Partington, Las Cinco Semillas de Naranja, El Problema Final y El Valle del Terror.


La serie ha sido concebida y escrita por Steven Moffat y Mark Gatiss. Ambos guionistas de varios de los capítulos de la serie Doctor Who. La música va a cargo de David Arnold y Michael Price con un atino considerable en la mezcla de estilos y aportando el resto de la tensión necesaria: no la oyes, pero está ahí y cuando cierras los ojos se hace inconfundible.

Uno de los grandes aciertos, a mi modo de ver de las producciones británicas en general y particularmente de ésta es la elección de actores, no solamente pensando en su bagaje sino también en sus características físicas. Así, tenemos a un Sherlock alto, delgado, de mirada gélida y nariz incisiva, de movimientos felinos y expresivos (los años de teatro le rebosan por los poros a Benedict Cumberbatch). El marcial doctor Watson se nos muestra recio y sólido, parco en palabras y de gustos primarios. Pegado al suelo para que nuestro detective asesor favorito no se pierda en la complejidad de sus propios pensamientos. Debería señalar también la dignidad que aporta Rupert Graves al denostado inspector Lestrade y el simpático alivio cómico de Una Stubbs en el papel de la señora Hudson.

La puesta en escena obtiene su encanto a la hora de mezclar las delirantes aventuras de corte victoriano -espadas, duelos a muerte, exóticos lugares- con la tecnología actual: smartphones, bloggers, localizadores. El original inicio del episodio piloto con mensajes de texto a discreción en mitad de una rueda de prensa indica el preludio de una evolución lógica de los personajes.

Evidentemente, como en cada adaptación de una novela para un formato audiovisual hay detractores y ofendidos por los cambios -en ocasiones necesarios- introducidos en la narración. Solo diré una cosa: Una obra derivada no es una copia del original, por eso se llama obra derivaba.

Dos puntos oscuros. El primero, el doblaje. Sherlock es interpretado para la lengua de Cervantes por Ivan Muelas (Will Smith, Nathan Fillion...) Las comparaciones son inevitables. Recomiendo encarecidamente la versión original siempre que sea posible.

El segundo punto oscuro es que vamos a tener que esperar casi un año entre la primera y la segunda temporada. Espero que sea por nuestro bien y redunde en la calidad de la serie. Mientras tanto podemos activar la cuenta atrás para conseguir la primera temporada en DVD, que saldrá a la venta en España para mediados de febrero.
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Redención, el JdR

Saludos, pacientes lectores; ¿es mi imaginación o cada vez me parezco más (metafóricamente) al conejo de Alicia en el país de las maravillas? ya sabéis, por eso de llegar tarde y no por... ahora que lo releeo, la frase anterior suena fatal... en fin, el caso es que, una vez más, este pobre villano vuelve a actualizar cuando puede (que el tiempo es escaso por estos lares) pero vayamos al grano que es lo que realmente os interesa. Lo que tenemos hoy para vosotros es un comentario del juego de rol Redención, que supongo que el que más y el que menos lo conocerá aunque no lo haya leído; seguro que para este grupo de gente será interesante lo que nuestro estimado Tiglat (saluda majo) tenga que decirnos. Aviso (para que luego no me tachen de traidor): este artículo tiene spoilers muy gordos sobre la ambientación así que avisados estáis (bueno, la verdad es que el autor también avisa cuando toca pero, como dice el refrán, mejor cenar dos veces que dar explicaciones).

Y ahora sí, sin más rollo…

Segunda estrella a la derecha, todo recto hacia el mañana

Saludos a todos

Retomando lo comentado ayer, en efecto, el que suscribe es bastante fan de la ciencia ficción en general y con bastante cariño por Star Trek en particular; tanto es así que hace unos años, creo que en las primeras Barnalúdicas, le comenté a Trukulo mis más y mis menos con las diferentes encarnaciones roleras del universo de Gene Roddenberry y su respuesta fue algo así como "pero si es muy fácil, háztelo tú mismo. Pillas el Rápido y Fácil, diez minutos hackeándolo y ya tienes tu juego". Aunque su propuesta me gustó y estuvimos un rato trabajando en ello, con el paso de los días y las notas que iba recolectando, aquello lo iba retorciendo más y más en busca de mi idea de la ambientación, tanto fue así que cuando nos volvimos a juntar y le comenté todo lo que había hecho... digamos que frunció un poco el ceño al tiempo de un "iyo, esto ya no es RyF y visto lo que quieres hacer ¿no te sería más fácil crear uno de cero?". Razón no le faltaba así que a el…

Las momias y los juegos de rol (parte 1 de 2)

All the old paintings on the tombsThey do the sand dance don't you know If they move too quick (oh whey oh) They're falling down like a domino.
“Walk like an egyptian” The Bangles

-¡Ya te vale, papá! ¡Has resucitado a otra momia y aquí pone que controla el poder de los cinco elementos!
La Momia III: La tumba del emperador dragón


MOMIAS Y JUEGOS DE ROL

(por Magus)
Me encontraba tranquilamente dedicado a la tarea de cortar unas hojas de nabicol para hacerme un nutritivo y suculento caldo de verduras para combatir el frío y el mal tiempo, cuando de repente me hice un corte en un dedo. Acudí a mi botiquín (un bisturí, una sierra de cortar huesos y un poco de cloroformo nunca pueden faltar en una casa) y me di cuenta de que me había quedado sin tiritas. De repente me fijé en el rollo de esparadrapo y tuve una repentina inspiración: ¿Por qué no hacer un artículo sobre momias y juegos de rol para Baúl Bizarr…