sábado, julio 07, 2007

Inocentes


Saludos de nuevo. Que mi brevedad no os confunda, me encanta cuando nuestro estimado Magus nos sorprende con un nuevo comentario, no sólo por el trabajo en sí sino porque, si el juego es malo, así sólo se lo compraría él y el resto salvaríamos nuestros exiguos ahorros pero el que suscribe ha pasado una noche... llamémosle larga así que no voy a alargar la introducción más de lo necesario. Veamos que tiene que decir nuestro super comentarista sobre uno de los últimos juegos de la editorial Nosolorol.


INOCENTES





Duérmete niño

Duérmete ya

Que viene el coco

Y te comerá


El coco ha venido

Quería llevarte

En la cuna queda

Un rastro de sangre

Duérmete niño

No esperes despierto

Si viene el coco

Mañana habrás muerto


Cuando parecía que quedaba poco añadir al gastado y consumido ámbito del rol en España, en este año 2007 ha sido publicado Inocentes, un nuevo juego que proporciona un soplo de originalidad y frescura, y que como sus propios autores advierten no es un juego para iniciarse a jugar el rol, pues muestra una forma de interpretación diferente y más compleja que la tradicional y que requiere un esfuerzo coordinado por parte del Director de Juego (Maestro) y los Jugadores (Niños).


Y ESTO VA DE…

Inocentes es un juego protagonizado por niños, pero que no debe confundirse con un juego para niños. El juego consiste en la creación de cuentos de horror, macabros y fantásticos que tratan sobre los miedos irracionales y los temores de la infancia en un ambiente aterrador y muy real desde la perspectiva de los personajes. Jugar a Inocentes no consiste en simplemente interpretar el papel de un niño, sino en explorar la faceta oscura y exagerada de la infancia, suponiendo que las fantasías de los niños cobran vida a sus ojos, reinterpretando por completo la realidad.

Los personajes protagonistas son Niños que se enfrentan a sus propias pesadillas y miedos y que no siempre resultan vencedores. Las historias siempre incluyen un final en el que se muestra la reinterpretación y retrospectiva de los adultos…pero eso no significa que lo que ha ocurrido haya sido mejor o más agradable, y una historia en la que los niños se enfrentan al hombre del saco en el desván puede terminar con la llegada de los padres que descubren que la joven canguro que había sido dejada al cargo ha sido terriblemente mutilada. El miedo, el dolor y la muerte, son elementos muy presentes en la atmósfera del juego, y que van más allá de la simple fantasía de los Niños.

Aunque Inocentes bebe de diversas fuentes, y particularmente los cuentos infantiles, posee un matiz oscuro, con ilustraciones de Edward Gorey y referencias al cine y la literatura de Tim Burton y Neil Gaiman. Sin embargo, se anima a los Maestros a buscar nuevas alternativas y elementos alternativos para la ambientación.




LAS REGLAS

El proceso de creación del personaje es muy sencillo, aunque debe destacarse que la esencia del personaje depende intensamente de la interpretación del jugador. Aparte de elementos como la descripción y la edad se cuenta con características como la Inocencia, Aficiones, Ventajas y Desventajas que tendrán cierta influencia estadística en el desarrollo del juego.

Al contrario que otros juegos de rol, Inocentes no utiliza un sistema de dados sino de “tabas” (que pueden sustituirse con piedras, fichas de colores, trocitos de papel, gominotas, etc.). Cada jugador necesita tres tipos de tabas diferentes: azul (acciones mentales), verde (acciones físicas) y blanco (fantasía e imaginación), mientras que el Maestro utiliza tabas negras (miedo y terror) y rojas (daño físico y muerte).

No existe nada aleatorio desde el punto de vista de los Niños, las acciones se deciden de forma interpretativa comparando las estadísticas con la dificultad impuesta por el Maestro y se gastan tabas para influir en la dificultad o evitar daño. Los resultados siempre se narran. Aunque al principio puede parecer complejo, afortunadamente el sistema está bien explicado y aparece resumido en una tabla al final del libro.




EL LIBRO

Inocentes ha sido publicado en un pequeño y breve manual de tapa blanda de unas 120 páginas profusamente ilustradas con una estética oscura y fantástica y que muestra escenas bastante macabras con los niños siendo atacados por las criaturas de sus fantasías. Fue publicado en febrero de 2007 por NoSoloRol Ediciones, y sus autores son Manuel J. Sueiro, Ángel Paredes y Javier Santos.


Cada capítulo es conciso y contiene secciones de Presentación, Creación del Personaje, Sistema de Reglas, Consejos de interpretación, y un bestiario de pesadillas y sugerencias para crear historias. En cada capítulo se intercala un pequeño relato que resulta muy descriptivo del ambiente que inspira el juego.




VALORACIÓN FINAL

Aunque la idea de la interpretación desde la infancia no es del todo novedosa (Ricard Ibáñez creó en su momento el breve juego de rol “¡Niños!”, aunque desde una visión más realista y paródica) Inocentes va mucho más allá creando todo un mundo lleno de fantasía y pesadillas y con un ambiente perfectamente insinuado y que puede dar mucho de sí, incluso como para inspiración de tramas para otros juegos. En cualquier caso, se trata de una interpretación original y fresca como esa pizca de aire que me hace cosquillas en el cuello…tengo que cerrar la ventana, aunque como ya se ha mencionado resulta difícil conseguir que los Niños y el Maestro se coordinen para ir más allá del sistema de reglas y confiar en la interpretación, es por esta razón que no debería recomendarse para principiantes. Otro problema es la dificultad de ir más allá del tono de autoparodia y desde luego tratar de concentrarse en el personaje y en su perspectiva. En cualquier caso, se trata de un juego con un gran potencial y no debería ser desestimado a la ligera. Y como siempre, la decisión queda en vuestras manos.




******************************************************************************************

Nota del tío que pone los dibus: Vale, Lenore no pega con el contenido del juego ¿y qué? a mi me gusta.

******************************************************************************************


6 comentarios:

AnnaRaven dijo...

Excelente estrategia comercial publicitaria, Zalo.
Ahora, citando a Monseiur Gayé: "Fue publicado en febrero de 2007 por NoSoloRol Ediciones, y sus autores son Manuel J. Sueiro, Ángel Paredes y Javier Santos."
Er... este libro, por lo que él dice, es clavao al Little Fears, y ese no es de autores españoles...
Anna se siente confusa

BrownieMan dijo...

¿de verdad? dudo que se pase nadie por aquí a parte de los cuatro raros que leéis mi blog XD

Lo de la controversia con el Little Fears... pues la verdad, tendrás que preguntarle al señor Gayoso que supongo que se habrá leído ambos (supongo, es posible) yo por lo poco que sé diría que es un caso parecido a Heavy Gear Vs Battletech: en principio parecen la misma cosa pero difieren en argumento y método. Me explico: hasta donde yo sé, Little Fears también va de críos que se enfrentan a sus miedos pero la diferencia radica en que en este caso, sus miedos tienen existencia real (en forma del Demagogo y sus Siete Reyes) y son los adultos que no los pueden ver; en cambio, en Inocentes, toda la paja mental la montan los niños desde la persectiva de un niño siendo su imaginación la que altera la realidad (o lo que es lo mismo, en realidad lo que viven sobre sus terrores no existe sino que ellos se lo imaginan).

Ya sé que no es gran diferencia pero ya digo que tampoco conozco ninguno de los dos juegos en profundidad por lo que no sé si hay más puntos en común/divergentes.

A ver si Monsieur Gayé se pasa por aquí y nos ilumina con su sabiduría cual foco de estadio.

Magus dijo...

Little Fears se publicó en el año 2001, y aunque ambos juegos son bastante similares en concepto, también disponen de grandes diferencias. La primera es en cuanto a sistema, pues Little Fears utiliza D6 e Inocentes un sistema de tabas y donde prima la interpretación. La segunda y no menos importante es que Little Fears juega con una trama asentada y fija: The Closetland (La Tierra del Armario), mientras que Inocentes deja más terreno a la imaginación personal de lo que es el ambiente y el mundo. Por otra parte, en Little Fears la presencia de los adultos es mucho más importante que en Inocentes.

Es posible que los autores de Inocentes (2007) leyeran o se inspiraran en Little Fears, pero hasta qué punto, no puedo decirlo. Como dijo Sócrates: "Nadie es original. Todos copiamos. Pero algunos lo hacemos mejor que otros."

MEL dijo...

O_O Alucinante....creo que voy a buscarlo

BrownieMan dijo...

Ole, ole bienvenido al baúl Mel; genial, otro lector más y habremos cumplido la cuota para los próximos dos años (que era de 5; me encanta hacer planes flexibles XD).

Ahora un añadido que seguro que el Sr. Gayoso me tirará por tierra de lo ridículo que quedará: Me olvidé de poner en el último mensaje que, de un modo retorcido y muy ambiguo, el Inocentes se parece al Moffet Babies y al De Profundis (y ahora es cuando la gente se ríe del Zalo por las comparaciones absurdas); al primero se parece en el uso de la imaginación del niño como parte fundamental del juego (no hay manos, no hay galletas) y con el segundo tiene puntos en común con la mecánica/ambiente de una partida de psicodrama.

Ala, si no lo soltaba, reventaba; ¿siguiente?

AnnaRaven dijo...

voy voy voy!

pero hay ñus en el Inocentes? porque sino no juego