Ir al contenido principal

Pero antes unas palabras de nuestro patrocinador...

Hace ya algún tiempo un par de amigos míos decidieron intentar crear una clasificación de juegos de rol científicamente contrastable; ni que decir tiene que aún estoy esperando ver el borrador del proyecto... (vale, seamos justos. Ambos individuos no se caracterizan precisamente por desarrollar trabajos largos y continuados pero eso ya es otra historia).

El caso es que a la pregunta "¿existen buenos y malos juegos de rol?" yo considero que la respuesta más correcta y ambigua sería: "subjetivamente hablando y en aspectos muy concretos: Sí". Me explico: personalmente considero que las ventajas, desventajas, bondades y vicios de un juego de rol no son medibles desde un punto de vista totalmente objetivo ni valorable en escala numérica ya que depende enteramente de quien hace el juicio de valor. ¿A que es una tremenda y obvia chorrada? pues sí pero aún así hay gente que se llega a tomar de forma muy personal las críticas a un juego que le guste simplemente por el hecho de que la otra persona no comparta sus gustos (es más, incluso he llegado a presenciar casos de bulling-metafórico-rolero de varios varios contra uno como si se tratara de una pelea callejera o un linchamiento público).

Lo que creo que intento decir es que en los sucesivos post (sí, no os riáis, prometo postear) lo único que voy a intentar reflejar es mi opinión, nada más. Ni subirme a un púlpito a evangelizar, demonizar o elevar a los cielos este o aquel juego (aunque así pueda parecer); ya se han encargado otros de hacerlo antes que yo y con más arte y salero. Tampoco esperéis una sesuda y científica disertación sobre porqué esto es merecedor de un 7,25 en una escala de diez o similares; esto tampoco pega mucho conmigo. Lo que sí os podéis esperar es mi interpretación de tal o cual juego, cómo se podría (y no un dogmático "debería") jugar tal o cual aspecto de dicha ambientación o quizás una regla opcional totalmente chorra y prescindible pero que creo que le puede pegar al ambiente general del juego (caray, que positivista todo; no parezco yo).

En resumen: que en breve empezamos, tomen asiento, cola del imperio y palomitas y, por favor, déjense las críticas seudo intelectualoides en la puerta. De neuras ya estamos suficientemente servidos en esta casa, gracias, además de estar un poco cansado de las discusiones de patio de colegio.

¿Listos? pues a la de una, a la de dos...
4 comentarios

Entradas populares de este blog

Redención, el JdR

Saludos, pacientes lectores; ¿es mi imaginación o cada vez me parezco más (metafóricamente) al conejo de Alicia en el país de las maravillas? ya sabéis, por eso de llegar tarde y no por... ahora que lo releeo, la frase anterior suena fatal... en fin, el caso es que, una vez más, este pobre villano vuelve a actualizar cuando puede (que el tiempo es escaso por estos lares) pero vayamos al grano que es lo que realmente os interesa. Lo que tenemos hoy para vosotros es un comentario del juego de rol Redención, que supongo que el que más y el que menos lo conocerá aunque no lo haya leído; seguro que para este grupo de gente será interesante lo que nuestro estimado Tiglat (saluda majo) tenga que decirnos. Aviso (para que luego no me tachen de traidor): este artículo tiene spoilers muy gordos sobre la ambientación así que avisados estáis (bueno, la verdad es que el autor también avisa cuando toca pero, como dice el refrán, mejor cenar dos veces que dar explicaciones).

Y ahora sí, sin más rollo…

Changelings y los juegos de rol (parte 2 de 2)

(1ª parte del artículo)

CHANGELING: EL ENSUEÑO

Para la quinta de sus líneas de juego del Mundo de Tinieblas la editorial White Wolf decidió adentrarse en el folklore y los mitos de las hadas, y el 1 de junio de 1995, presentaba Changeling: el Ensueño, escrito por Mark Rein·Hagen, Sam Chupp, Ian Lemke y Joshua Gabriel Timbrook. Gran parte de la inspiración sobre las criaturas feéricas procede principalmente del folklore gaélico, pero también introduce las leyendas de otras culturas como la nórdica, griega, india, etc.

Los personajes son changelings, almas feéricas renacidas en cuerpos humanos mediante un proceso iniciado por las propias hadas para protegerse mientras la magia y la imaginación desaparecían del mundo. Aunque los humanos niegan la existencia de los duendes, relegándolos a cuentos y leyendas, la persistencia de estas historias revela el deseo contenido por creer en lo increíble, pero debido a la actual configuración del mundo, limitado por la lógica y la razón, los humanos no…

Las momias y los juegos de rol (parte 1 de 2)

All the old paintings on the tombsThey do the sand dance don't you know If they move too quick (oh whey oh) They're falling down like a domino.
“Walk like an egyptian” The Bangles

-¡Ya te vale, papá! ¡Has resucitado a otra momia y aquí pone que controla el poder de los cinco elementos!
La Momia III: La tumba del emperador dragón


MOMIAS Y JUEGOS DE ROL

(por Magus)
Me encontraba tranquilamente dedicado a la tarea de cortar unas hojas de nabicol para hacerme un nutritivo y suculento caldo de verduras para combatir el frío y el mal tiempo, cuando de repente me hice un corte en un dedo. Acudí a mi botiquín (un bisturí, una sierra de cortar huesos y un poco de cloroformo nunca pueden faltar en una casa) y me di cuenta de que me había quedado sin tiritas. De repente me fijé en el rollo de esparadrapo y tuve una repentina inspiración: ¿Por qué no hacer un artículo sobre momias y juegos de rol para Baúl Bizarr…