miércoles, julio 18, 2007

Héroes Vs Protagonistas

Héroe.

(Del lat. heros, -ōis, y este del gr. ἥρως).

1. m. Varón ilustre y famoso por sus hazañas o virtudes.

2. m. Hombre que lleva a cabo una acción heroica.

3. m. Personaje principal de un poema o relato en que se representa una acción, y especialmente del épico.

4. m. Personaje de carácter elevado en la epopeya.

5. m. En la mitología antigua, el nacido de un dios o una diosa y de una persona humana, por lo cual le reputaban más que hombre y menos que dios; como Hércules, Aquiles, Eneas, etc.

Protagonista.



(Del gr. πρωταγωνιστής).



1.
com. Personaje principal de la acción en una obra literaria o cinematográfica.



2.
com. Persona o cosa que en un suceso cualquiera desempeña la parte principal.


Diccionario de la RAE.



"La palabra héroe procede del griego, de una raíz que significa "proteger y servir" <...>. Un héroe es alguien capaz de sacrificar sus propias necesidades en beneficio de los demás, como un pastor que se sacrifica para proteger y servir a su rebaño. En consecuencia, el significado de la palabra héroe está directamente emparentado con la idea del sacrificio personal <...>."

Christopher Vogler

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Como ya indiqué en los comentarios del último artículo de nuestro genial Magus (reverencia) me llena de orgullo y satisfacción que seamos más de tres personas (sin contar al perro y al periquito) los que leemos este blog. ¡Hosanna!. Para celebrar tan magno evento, iniciamos una nueva línea de post un poquitín más interactivos, que se encontrarán bajo la etiqueta de "Debate" y que intentarán ser un poco una forma de debatir de chorradas intrascendentales de esas que a todo buen rolero gusta, ya sabéis, discusiones bizarras como ¿quién ganaría en una lucha, un caballero medieval o un samurai? (por cierto, que a estas alturas ambos individuos seguro que se lo juegan a piedra-papel-tijeras porque anda que no deben estar ya hasta los mismísimos del asunto).

Hace tiempo que descubrí que intentar innovar en según qué temas es tan productivo como luchar a muerte únicamente provisto de un cartón de leche, así que empezaremos con una de esas discusiones de toda la vida centradas en uno de los pilares de devoción del rolero medio, si descartamos los dados y los manuales básicos, claro: sus personajes.

Me gustaría iniciar este primer post centrándonos más que en la creación de personajes, en la concepción de los mismos; es decir, es observación de Perogrullo decir que los PJs son los protagonistas de cada partida pero ¿realmente son héroes, o los héroes? muchos manuales recalcan este punto pero yo personalmente no creo que haya muchos jugadores que sepan que significa ni que implica ser un héroe; más bien la mayoría de nosotros entendemos por héroe al individuo que tiene las estadísticas más tochas (bueno, la verdad, verdad, esto era lo que pensaba al empezar a jugar; como casi todo el mundo mis primeros personajes eran un compendio de matemática y equipamiento bruto que te cagas); ¿defecto del jugador o falta de explicación del master/manual básico?.

Otro punto que sería interesante recalcar es la propia idea de los PJs que tienen los propios creadores del juego, por ejemplo, en muchos juegos se supone que los jugadores empiezan con individuos bastante superiores a la media humana y de ahí p'alante (casos como el Star Wars, los juegos de superhéroes o los juegos de tipo cinemático como el Buffy cazavampiros o el Hong Kong Action Theatre!), en otros donde el Pj empieza de piltrafilla y puede acabar de semidios (léase el AD&D 2ª ed. o también el Cyberpunk 2ª ed.) o incluso en algunos donde empiezas como un humano medio y, como mucho, acabas con un poco más de experiencia, algunos dientes menos y poca cosa más (como sería el caso de La llamada de Cthulhu); ¿a vosotros cuál os parece el punto de partida más interesante/acertado?, ¿y el más divertido?

Ya como conclusión, está la relación Pjs-mundo de juego; la verdad es no hay tantos juegos que te den pautas en la ambientación para ir evolucionando el trasfondo según las acciones de los jugadores (cierto, sería una tarea de locos) aunque también es cierto que lo normal suele ser el punto contrario: incluso siendo los protagonistas de la historia (bueno, de la partida), sus acciones tienen escasa o nula trascendencia en el marco global de acontecimientos (¿por ejemplo el caso de vampiro? ya, sí, mucha generación y mucho lo que quieras pero en el fondo los personajes de los jugadores están para hacer bonito). ¿O quizás estoy exagerando y no tengo razón?



Hagan sus apuestas, señores...

sábado, julio 07, 2007

Inocentes


Saludos de nuevo. Que mi brevedad no os confunda, me encanta cuando nuestro estimado Magus nos sorprende con un nuevo comentario, no sólo por el trabajo en sí sino porque, si el juego es malo, así sólo se lo compraría él y el resto salvaríamos nuestros exiguos ahorros pero el que suscribe ha pasado una noche... llamémosle larga así que no voy a alargar la introducción más de lo necesario. Veamos que tiene que decir nuestro super comentarista sobre uno de los últimos juegos de la editorial Nosolorol.


INOCENTES





Duérmete niño

Duérmete ya

Que viene el coco

Y te comerá


El coco ha venido

Quería llevarte

En la cuna queda

Un rastro de sangre

Duérmete niño

No esperes despierto

Si viene el coco

Mañana habrás muerto


Cuando parecía que quedaba poco añadir al gastado y consumido ámbito del rol en España, en este año 2007 ha sido publicado Inocentes, un nuevo juego que proporciona un soplo de originalidad y frescura, y que como sus propios autores advierten no es un juego para iniciarse a jugar el rol, pues muestra una forma de interpretación diferente y más compleja que la tradicional y que requiere un esfuerzo coordinado por parte del Director de Juego (Maestro) y los Jugadores (Niños).


Y ESTO VA DE…

Inocentes es un juego protagonizado por niños, pero que no debe confundirse con un juego para niños. El juego consiste en la creación de cuentos de horror, macabros y fantásticos que tratan sobre los miedos irracionales y los temores de la infancia en un ambiente aterrador y muy real desde la perspectiva de los personajes. Jugar a Inocentes no consiste en simplemente interpretar el papel de un niño, sino en explorar la faceta oscura y exagerada de la infancia, suponiendo que las fantasías de los niños cobran vida a sus ojos, reinterpretando por completo la realidad.

Los personajes protagonistas son Niños que se enfrentan a sus propias pesadillas y miedos y que no siempre resultan vencedores. Las historias siempre incluyen un final en el que se muestra la reinterpretación y retrospectiva de los adultos…pero eso no significa que lo que ha ocurrido haya sido mejor o más agradable, y una historia en la que los niños se enfrentan al hombre del saco en el desván puede terminar con la llegada de los padres que descubren que la joven canguro que había sido dejada al cargo ha sido terriblemente mutilada. El miedo, el dolor y la muerte, son elementos muy presentes en la atmósfera del juego, y que van más allá de la simple fantasía de los Niños.

Aunque Inocentes bebe de diversas fuentes, y particularmente los cuentos infantiles, posee un matiz oscuro, con ilustraciones de Edward Gorey y referencias al cine y la literatura de Tim Burton y Neil Gaiman. Sin embargo, se anima a los Maestros a buscar nuevas alternativas y elementos alternativos para la ambientación.




LAS REGLAS

El proceso de creación del personaje es muy sencillo, aunque debe destacarse que la esencia del personaje depende intensamente de la interpretación del jugador. Aparte de elementos como la descripción y la edad se cuenta con características como la Inocencia, Aficiones, Ventajas y Desventajas que tendrán cierta influencia estadística en el desarrollo del juego.

Al contrario que otros juegos de rol, Inocentes no utiliza un sistema de dados sino de “tabas” (que pueden sustituirse con piedras, fichas de colores, trocitos de papel, gominotas, etc.). Cada jugador necesita tres tipos de tabas diferentes: azul (acciones mentales), verde (acciones físicas) y blanco (fantasía e imaginación), mientras que el Maestro utiliza tabas negras (miedo y terror) y rojas (daño físico y muerte).

No existe nada aleatorio desde el punto de vista de los Niños, las acciones se deciden de forma interpretativa comparando las estadísticas con la dificultad impuesta por el Maestro y se gastan tabas para influir en la dificultad o evitar daño. Los resultados siempre se narran. Aunque al principio puede parecer complejo, afortunadamente el sistema está bien explicado y aparece resumido en una tabla al final del libro.




EL LIBRO

Inocentes ha sido publicado en un pequeño y breve manual de tapa blanda de unas 120 páginas profusamente ilustradas con una estética oscura y fantástica y que muestra escenas bastante macabras con los niños siendo atacados por las criaturas de sus fantasías. Fue publicado en febrero de 2007 por NoSoloRol Ediciones, y sus autores son Manuel J. Sueiro, Ángel Paredes y Javier Santos.


Cada capítulo es conciso y contiene secciones de Presentación, Creación del Personaje, Sistema de Reglas, Consejos de interpretación, y un bestiario de pesadillas y sugerencias para crear historias. En cada capítulo se intercala un pequeño relato que resulta muy descriptivo del ambiente que inspira el juego.




VALORACIÓN FINAL

Aunque la idea de la interpretación desde la infancia no es del todo novedosa (Ricard Ibáñez creó en su momento el breve juego de rol “¡Niños!”, aunque desde una visión más realista y paródica) Inocentes va mucho más allá creando todo un mundo lleno de fantasía y pesadillas y con un ambiente perfectamente insinuado y que puede dar mucho de sí, incluso como para inspiración de tramas para otros juegos. En cualquier caso, se trata de una interpretación original y fresca como esa pizca de aire que me hace cosquillas en el cuello…tengo que cerrar la ventana, aunque como ya se ha mencionado resulta difícil conseguir que los Niños y el Maestro se coordinen para ir más allá del sistema de reglas y confiar en la interpretación, es por esta razón que no debería recomendarse para principiantes. Otro problema es la dificultad de ir más allá del tono de autoparodia y desde luego tratar de concentrarse en el personaje y en su perspectiva. En cualquier caso, se trata de un juego con un gran potencial y no debería ser desestimado a la ligera. Y como siempre, la decisión queda en vuestras manos.




******************************************************************************************

Nota del tío que pone los dibus: Vale, Lenore no pega con el contenido del juego ¿y qué? a mi me gusta.

******************************************************************************************